El Progreso

Sitio Arqueológico de Guaytán

Fotografía y textos por José Mata 

Regresar a página principal: Rutas

Síguenos en Facebook para estar actualizado

Guaytán es un sitio maya que vale la pena conocer y muy fácil de llegar al mismo. Se toma la carretera al Atlántico (CA-9) y a la altura del Km. 90 está el cruce a mano izquierda, si se viene de la ciudad de Guatemala; cosa rara hay una señal que nos indica el cruce: Guaytán. Avanzamos un par de kilómetros en buena terracería y listos, ya estamos. La importancia del lugar, aparte de ser un paraje muy agradable para caminar, estriba en que la ciudad de Guaytán define una región donde se encontraron y explotaron las vetas de piedra verde (término más común que abarca a la Jadeíta, el Jade, entre otras). El Jade fue la joya por excelencia de los mayas y parece ser que desde está región se abasteció a todo el mundo de Mesoamérica que demandaba esta piedra preciosa, tanto para fines suntuarios, religiosos como de índole prácticos.

Rosy y los Luisitos en Guaytán_IGP6546

Don Julio Macal (arriba) ha estado en este sitio de Guaytan por mas de 15 años y él, o sino su compañero Héctor, siempre están bien dispuestos para atender a las turistas visitantes. Don Julio con mucho entusiasmo y orgullo nos acompañó mostrándonos paso a paso los diferente lugares del sitio. Para empezar, nos enseñó el modesto museo donde él tiene sus oficinas. Por cierto que da mucha pena como un Ministerio, como lo es el de Cultura, puede tener un museo o Garita del sitio en tan paupérrimas condiciones. La foto es elocuente para mostramos el entusiasmo de Don Julio y el museo de tan triste figura a sus espaldas. Para obtener más información técnica y general de Guaytán y la región ver la Tésis de Pamela Francisca López Porras, al obtener el grado de arquitecta en la USAC.

Pequeña excavación en Guaytán_IGP5895 En el interior del mencionado museo o Garita hay piezas interesantes que proceden del sitio, tal como el marcador de pelota que vemos al centro en la foto, un altar y otras piezas por ahí esparcidas. Todo el museo se reduce sólo a una estancia mínima, no mayor de 4 por 4 metros.

_IGP5885 De lo más interesante resguardado en la Garita (Museo) fue ver y palpar una piedra de jade en bruto. Algunos de nosotros nunca habíamos tenido la oportunidad de conocer estas piedras verdes tal y como las entrega la madre naturaleza. Solo una cara de la piedra estaba pulida y gracias a eso pudimos constatar que se trataba de efectivamente del llamado Jade, pero el resto podía pasar para los ojos del inexperto como una piedra cualquiera, quizá excepto por su gran peso en relación a su volumen.

Guaytán es una ciudad maya que existió desde el preclásico hasta el clásico tardío. Cuenta con mas de 142 montículos, 2 juegos de pelota, tres templos, plaza principal en lo que viene a ser el área del centro ceremonial. También podemos apreciar en el sitio, como lo muestra la foto, varias tumbas que fueron saqueadas y posteriormente excavadas enlas cuales se encontraron valiosas piezas de cerámica y otros objetos, incluso un códice que por estar pegadas todas sus páginas no es posible desplegarlo. Algunos de los principales hallazgos de Guaytán se encuentran en el Museo de Estanzuela, cercano a Zacapa.

La plaza que vemos arriba, en la acrópolis de Guaytán, está dominada por un hermoso árbol: popularmente llamado Manzanote; los cuales junto con los Cactos y Guayacanes son propios de la vegetación que domina la región: bosque Chaparral Espinoso. En el sito podemos apreciar varias plazas situadas a diferentes niveles de altura, dado que la acrópolis viene a ser una pequeña colina que de plaza en plaza vamos escalando.

_IGP5941 Ahora lo que vemos es supuestamente uno de los juegos de pelota que se le atribuyen a Guaytán. En verdad, para algunos arqueólogos no es tan claro que se trate de un juego de pelota, pero tampoco se puede descartar que sí lo sea. En todo caso vendría ser otra pequeña plaza. Cada una de estas plazas mencionadas ofrece vistas panorámicas muy atractivas, sobre todo en días despejados y soleados.

_IGP6518 Este edificio es la estructura que más sobresale de la arquitectura expuesta de Guaytán. Como en la gran mayoría de los sitios mayas fue saqueada antes de poder investigar los secretos que escondía. Hoy en día en los alrededores de la acrópolis de Guaytán, en la parte baja de la colina, existe una pequeña aldea (Aldea de Guaytán) cuyas casas las vemos exhibir muros exteriores de piedras, con material que fue tomado de la acrópolis y que al pasear por la misma vemos que abundan las tales piedras, cortadas en lajas, tiradas por todos lados. La mancha negra al frente no es más que restos de las ofrendas que en ceremonias realizan todavía hoy en día los nativos. La gran mayoría de sitios mayas del pasado son ahora para los indígenas sitios sagrados.

_IGP6010 El edificio comentado en el parrafo de arriba conserva una pasaje que nos permite adentrarnos en lo que quizá fue una tumba real o un recinto ceremonial, donde es interesante contemplar la composición de los muros laterales del pasillo y su techo formado por grandes bloques de piedra. Parece ser que Guaytán al momento no está siendo investigado ni trabajado bajo ningún aspecto.

_IGP6039 Como ya comentamos, Guaytán fue construido sobre una pequeña colina privilegiada, ya que desde varias de sus plazas tenemos vistas a los cuatro puntos cardinales. Por un lado se nos muestra el valle del Motagua, por otro la sierra de las minas, y por otro (el que se aprecia aquí en la foto apuntando al poniente) contemplamos una colina que teniendo mucho más altura que el sitio mismo tiene toda la apariencia de haber sido una Atalaya natural. Frente a este mirador, en dirección a oriente, encontramos otra colina llamada Magdalena que también es ideal para funcionar como observatorio. En pocas palabras la visibilidad para prevenir un posible ataque a Guaytán fácilmente podía ser prevenida desde estas dos atalayas con bastante anticipación. _IGP6634

Esta foto nos permite distinguir en el último plano el mencionado mirador oriental, Magdalena. La toma está lograda cuando se viene descendiendo de la colina del poniente. Observe el marcado contraste entre dos coloridos de vegetación que se nos presentan: el del primer plano corresponde al bosque Chaparral Espinoso y el del segundo, frente a la colina Magdalena, al llamado bosque Ripario. La razón de estos dos biomas se da porque muy cerca de Guaytán pasa un río, el llamado río Lato o Hato, que fue incluso fuente de suministro de las piedras verdes que arrancaba a las canteras de la Sierra de Las Minas en sus crecidas.

_IGP6102

Ahora estamos adentro del bosque que forman las orillas el río Lato (Hato o Jato), ya no son árboles pequeños y plantas espinosas, son árboles grandes y frondosos que contrastan fuertemente con el bioma del Chaparral Espinoso donde esta el sitio arqueológico. Este bosque que lo distinguimos muy bien desde la acrópolis de Guaytán hoy en día recibe el nombre de La Vega. En el bosque se dan muchos árboles frutales tales como El Chico, Mango, Maguey, Caimitos, etc. Vale la pena visitarlo y así disfrutar de un oasis natural de frescura. La Acrópolis es caliente y es recomendable visitarla a primeras horas o ultimas del día. Para pasar las horas picos del extenuante calor lo recomendable es La Vega; ahí hay incluso un pequeño turicentro donde el viajero puede aplacar la sed, descansar en hamacas a la sombra del bosque y si así fuera su gana darse un chapuzón, pues cuenta con piscina. También brinda el turicentro unos cuantos cuartos para el que desee pernoctar una o varias noches.

Guaytán Pan

La foto de arriba, tomada desde la cumbre de la atalaya orientada al poniente, nos muestra (encerrada en un círculo) la parte de Guaytán que corresponde a la Acropolis, que como se aprecia es una pequeña colina. Al pie de la acrópolis de guaytán tenemos La Vega que es el bosque Ripario ya mencionado y en primer plano apreciamos con marcado cambio de colorido, debido a los distintos tipos de vegetación, el bosque Chaparral Espinoso de la colina. En el extremo superior izquierdo se deja ver un pequeño resquicio del río Lato.

_IGP6131

Aprovechando la visita a Guaytán vale la pena reservar un poco de tiempo para conocer San Agustín Acasaguastlán que está a un par de kilómetros del sitio arqueológico. En San Agustín destaca la iglesia colonial, la cual debajo de su nave principal cuenta con algunas catacumbas que en ciertas ocasiones están abiertas al público para ser visitadas.  Además son de especial interés los retablos e imágenes religiosas coloniales que alberga la iglesia. Recordemos que San Agustín Acasaguastlán fue parte del llamado, en la época colonial, corregimiento de Acasaguastlán que estaba en el camino Real que conducía al Golfo o Costa Atlántica. 

Regresar a página principal: Rutas

Síguenos en Facebook para estar actualizado

 

 

 


Comentarios

No hay comentarios publicados.
Cargando...