Cuevas de Candelaria

Complejo de las cuevas de Candelaria
Fotografía y textos por José Mata

Regresar a Página Principal

para recibir información de nuevos blogs: síguenos en Facebook

Mapa Candelaria

Mapa del complejo de Cuevas Candelaria, generado a partir de Google earth

 

Coordenadas del lugar y otros datos de interés

Chisec:                                                                                     Raxrujá:

Latitud: 15.813, longitud: -90.288; altitud: 230 msnm               Latitud: 15.883, longitud: -90.003; altitud: 160 msnm

Departamento: Alta Verapaz

El acuerdo ministerial número 188-99 de 20 abril de 1999 declaró Patrimonio Cultural de la Nación las Cuevas del Rió Candelaria.

 

Llegar al complejo de cuevas de Candelaria es un camino lago de 6 a 7 horas saliendo de la ciudad de Guatemala. Hay varias rutas pero la más común es dirigirse primero a Cobán (4 horas) tomando la CA-9 hasta el Rancho y de ahí continuar en la CA-14 que nos deja en Cobán. Luego tomar la carretera 9, asfaltada por cierto, que nos lleva a Chisec (2 horas y media) y de ahí (ver mapa arriba) seleccionamos las cuevas de Candelaria que más nos atraigan. Llamamos complejo de cuevas porque existen varias que pertenecen o son ramificaciones de un mismo sistema que abarca entre 20 Kms ininterrumpidos hasta 80 Kms agregando ramificaciones o ramales. Algunos nombres de los diferentes ramales de este complejo son Los Nacimientos, Parque Cuevas de Candelaria, Mulbilhá I, Camposanto, Bombil Pek (piedra pintada), Jul Ik (cueva del viento), Venado Seco, etc.

cd0500101126

Las grutas del complejo de Candelaria están dominadas por la presencia del río Candelaria, y de él heradan su nombre. El río sale a veces a flor de tierra y regresa de nuevo a las entrañas de la tierra en su recorrido por todo el complejo. En el mismo interior de las cuevas el río genera diversos ramales que pueden ser más grandes o mas pequeños. La foto de arriba corresponde a un pequeño ramal. Para fines prácticos, de nuevo ver mapa de arriba, las grutas principian cerca de Chisec y terminan cerca de Raxrujá. Muy próximo a este último poblado tenemos la llamada cueva de  Los Nacimientos, que tiene la ventaja para el visitante de encontrar hospedaje disponible en el cercano Raxrujá. Puede ser un buen lugar para iniciar la exploración del complejo Candelaria. Los Nacimientos están en propiedad privada que ofrece excursiones a los viajeros para visitar las grutas. Hacer click arriba donde dice Los Nacimientos, para obtener más información.

dvd090102501

Las cuevas del complejo Candelaria fueron muy conocidas por los antiguos mayas. Para algunos investigadores estas cuevas  son las mismas puertas de Xibalbá,  adonde los gemelos Hunahpú e Ixbalanqué descendieron para enfrentar y vencer a los dioses para luego convertirse en el Sol y la Luna de acuerdo con el Popol Vuh. La foto de arriba nos muestra la entrada principal al ramal Ventana de Seguridad, otro de tantos nombres como Venado Seco, Mico, etc que van recibiendo diferentes secciones del complejo Candelaria. Al fondo vemos un boquete, derrumbe del techo de la gruta, por donde ahora penetra la luz y permite a través de él ver hacia el exterior. Esos orificios reciben el nombre de ventanas. Observe como se pueden ver todas la piedras caídas del techo sobre la superfiecie del piso bloqueando casi el caminamiento original de la gruta.

dvd090102503 Aquí tenemos un acercamiento para apreciar mejor como se formó la ventana debido al derrumbamiento del techo, las partes negras nos indican la ruta por donde sigue su camino la cueva Ventana de Seguridad. En la interesante compilación hecha por Marcela Matamoros nos comenta lo siguiente al respecto de esta cueva: “En Candelaria-Camposanto los guías locales ofrecen tours a dos cuevas imponentes. La primera, llamada “Ventana de Seguridad” es una cueva seca con una de las cámaras más grandes e impresionantes en todo el sistema donde se encuentra evidencia de que fue utilizada por los antiguos Mayas para practicar sus ceremonias religiosas. La otra cueva se encuentra dentro de un subsistema llamado “Verónica” y allí los visitantes pueden embarcarse en un hermoso y excitante recorrido de “cave tubing” a través de una sección subterránea del río Candelaria. Varias ventanas a lo largo del recorrido permiten la entrada de los rayos del sol que iluminan el paisaje creando vistas espectaculares. El turismo en estas cuevas es manejado completamente por la comunidad a través de la Asociación Maya Q’eqchi’ de Desarrollo y Turismo de Candelaria-Camposanto. Cuentan con una pequeña tienda y farmacia y también ofrecen tours interpretativos guiados y alquiler de equipo como tubos y linternas.” 
dvd090102502

Uno los aspectos más impresionantes al recorrer las grutas viene a ser contemplar las esculturas que a través de miles de miles de años conforman las estalactitas, estalagmitas y las estalagmetas o columnas. Estas formaciones parecieran ser obra de un artista surrealista que combinará con maestria colores, figuras, ambientes, luces y espacios múltiples para por fin entregarnos un museo repleto de vistosas y variadas obras. Pero por supuesto no existe tal artista sino que todo lo que vemos es fruto del trabajo de las filtraciones del agua a través del suelo kárstico que lentamente van esculpiendo figuras caprichosas que cada quien las presiente a su manera. La foto de arriba muestra una abigarrada formación en la cueva Ventana de Seguridad.

el agujero A veces transitar por todo este agreste escenario de las cuevas se torna muy complicado, fatigoso y peligroso. Debe llevarse ropa adecuada para estar listo a ensuciarse completamente y sopesar la idea de desechar esta mudada. Es común la total oscuridad y encierro en el interior de muchos pasajes en las cuevas, caminando a veces sobre un suelo húmedo, escabroso y resbaladizo. Hay lugares donde el calor puede sentirse extenuante y darnos sensación de falta de oxígeno. Una caída puede ocasionar una fractura o torcedura, o peor aún un golpe o lesión grave. Es importante pues caminar con mucha precaución y calma. La foto arriba nos muestra en Bombil Pek (piedra pintada) como hay que atravesar un angosto agujero, arrastrandose sobre el lodo, para pasar de una estancia a la siguiente, buscando en este caso las pinturas rupestres dejadas por los antiguos mayas.

dvd090102508

La presencia humana en todo el complejo de las cuevas de Candelaria data desde los tiempo del preclásico maya, aunque parece ser más notoria en el período clásico. En muchas secciones de las cuevas se han encontrado gran cantidad de fragmentos de cerámica maya ofrendada en improvisados altares, tal el caso de la llamada Venado Seco. Sin embargo, la historia moderna o el redescubrimiento ofrecido a todo el mundo de este sistema de cuevas arranca en 1968. Fecha en la cual dos jóvenes franceses Daniel Dreux y J. Perraud, topógrafos y espeleologos, junto con el apoyo de un nativo de Chisec Otto A. S. Rubio se adentraron para realizar la primera exploración científica en este complejo de cuevas. Por supuesto, las grutas eran parcialmente conocidas por los nativos de Chisec quienes ya se aventuraban tímidamente en su interior. El lector curioso puede encontrar, en la bibioteca de la Universidad del Valle de Guatemala, una breve y amena narración anecdótica en forma de diario de esta primera expedición, escrita por los dos franceses exploradores y titulada La Espeleología en Guatemala 1968. A la fecha Daniel Dreux cuenta con un muy bien dispuesto hotel: “Candelaria Lodge” que ofrece a los turistas servicios varios para conocer estas grutas. Otros hoteles cercanos son: Hotel Cancuen, Hotel Complejo Cultural y Ecoturístico.

dvd08042483 Hay áreas restringidas para el turista debido a la cantidad de vestigios mayas que todavía se están investigando; bastantes vestigios andan perdidos en alguna u otra parte de las cuevas esperando ser descubiertos. Pero también hay otra zonas restringidas debido a los numerosos peligros que ofrece su topografía. En ambos casos se requieren tramitar permisos especiales si se quiere visitar estos parajes.

dvd08022438 En la parte central del complejo de cuevas, la denominada Parque Nacional Candelaria (ver de nuevo mapa arriba), encontramos esta gigantesca cabeza destellando resplandores metálicos dorados cuando la luz incide sobre ella. Por un lado la gran cabeza corresponde a un humano y por el otro a la de un mono. La parte humana nos pareció al fotografiarla el perfil de don Miguel Angel Asturias. Una entretención predilecta de los guías que suelen acompañarnos al recorrer las cuevas es señalarnos a cada momento las distintas figuras que aparecen en el entorno: miren por ahí, se trata de una cabeza de un viejo nos dicen; luego un conejo, por allá una virgen, aquí a la par un indio arrodillado, por arriba el mismo demonio, etc. Sólo la imaginación termina por ser el límite para todo lo que el viajero puede ver en el interior de las grutas.
dvd08022437 A esta formación, también ubicada en el Parque Nacional Candelaria, nos pareció muy similar su forma con la de un gran cerebro; y así pues la bautizamos el cerebrón, arrastrándose como un monstruo sigilosamente sobre el piso. Por supuesto que se va moviendo fracciones de milímetros cada cientos de años.
dvd08022465 Estos son el tipo de pasajes por los cuales el viajero, sin compañía de un guía profesional, no debe aventurarse a recorrerlos por su cuenta, menos en solitario. Por las aguas mansas se desplazan culebras venenosas o bien sumideros impredecibles bien dispuestos a tragarse a cualquier persona incauta o ciénagas fangosas de las cuales es imposible salir con vida sin un pronto auxilio con el equipo adecuado.
dvd08022443 En esta foto podemos apreciar los dos tipos más usuales de configuracion en una gruta. La formaciones que cuelgan del techo, desafiando la gravedad, se llaman estalactitas. En el centro de las estalactitas hay un conducto por el que circula el agua llevando el carbonato cálcico en disolución. Así pues de las puntas de las estalactitas cae una gota cada cierto tiempo que llega al suelo y ahí empieza a formar otro tipo de configuración conocido como estalagmita. A veces se cree que las corrientes de aire internas generan estalactitas deflecadas. También hay ocasiones que al cabo de miles de años se juntan las estalactitas con las estalagmitas y forman lo que se conoce como una columna o bien una estalagmeta. En estas grutas se pueden encontrar gigantescas o pequeñas columnas. Pero según sea la pendiente del piso u otras propiedades puede ser que las gotas que caen de las estalactitas no formen a sus compañeras estalagmitas.
dvd08022472 Aquí tenemos al río Candelaria muy manso y silencioso en un pasaje subterráneo adentrándose en el interior de la gruta del Parque Candelaria. Todo el techo constituye una gran boveda de incipientes estalactitas. Para los turistas deseosos de aventuras se ofrecen atractivos recorridos viajando en tubos de llantas para que así vayan deslizándose como si fueran viajando en una pequeña lancha. Estas excursiones las hay de hasta cuatro o más horas. Por supuesto que no todo el recorrido es en completa oscuridad, hay muchos pasajes donde aparecen ventanas que iluminan el interior y por lo general son los más espectaculares.
dvd110703405 Son múltiples las entradas y salidas del río Candelaria en las grutas. En algunos lugares como ya indicamos es fácil transitar sobre el río en el interior de la gruta, pero en otros pasajes se torna mucho más delicado. Se han establecido ya recorridos que brindan seguridad para el turista y determinado también otros que por razones de seguridad u otras causas no se permite el acceso a los turistas. Lo mismo se puede decir de ciertas secciones de las grutas en sus partes secas, que ya sea por razones de estudio, piezas de cerámica aún por clasificarse o descombrarse está vedado el acceso al turista tradicional. Recordemos que la sección principal de Candelaria tiene una pasaje de 20 Kms de extensión ininterrumpido, lo cual da una idea de lo difícil que vendría a ser pretender conocer todo el sistema en su totalidad.
dvd110703406

Laberintos como estos por donde se interna el río y que en época de lluvia pueden incluso quedar cubiertos son los que no son nada seguros para internarse en ellos sin equipo profesional y guías experimentados. La foto de arriba está tomada muy cerca de la ya mencionada cueva de Venado Seco, situada en la comunidad de Mucbiljá I, donde podemos preguntar por guías que nos pueden llevar a su parte más impresionante: “una inmensa cámara iluminada que llaman “El jardín”, dentro de la cual extrañamente está creciendo un bosque.” 

Regresar a Página Principal

para recibir información de nuevos blogs: síguenos en Facebook

 


Comentarios

Adelso(no registrado)
Gracias este es patriotismo
No hay comentarios publicados.
Cargando...