Camino a Río Dulce

Viajando de Guatemala al Río Dulce
Fotografía y textos por José Mata

Regresar a página principal

Síguenos en Facebook para estar actualizado

 

Muchas veces restringimos el sentido de viajar y cuando nos encaminamos a un destino vamos como si fuera cuestión de vida o muerte llegar lo más pronto posible al mismo, como si fuéramos a recibir herencia diría alguna abuelita. Recordemos que viajar es un placer que contribuye fuertemente a la formación integral de una persona, y eso requiere paciencia y atención. Así pues tratemos, cuando nada ni nadie lo impide, de detenernos en los distintos lugares, no menos importantes, que vamos pasando camino a nuestro destino final. En esta ocasión comentaremos algunos sitios; considere que no son ni los más sobresalientes ni todos los que existen, pero eso sí, que bien valen la pena visitarlos cuando viajamos de Guatemala al río Dulce.

Mapa CR

Mapa: ruta a grosso modo de la ciudad de Guatemala al río Dulce con algunos sitios de interés

Por supuesto que en un mismo viaje sería imposible visitar todos los lugares aquí mostrados, pero podemos ir tomándolos en cuenta, poco a poco, cada vez que nuestro destino final sea el Río Dulce o bien Puerto Barrios. Mencionaremos algunos otros sitios que no aparecen señalados en el mapa y daremos algunos comentarios breves de los mismos. Al final de cuentas el viajero de acuerdo a sus preferencias podrá ir seleccionando uno u otro. La documentación que presentamos de todos estos lugares es básica e informal.

_IGP6685

La historia del ferrocarril en Guatemala es muy instructiva y por fortuna todavía quedan bastantes vestigios de lo que fue dicha ruta ferroviaria. El ferrocarril en Guatemala empieza en las últimas dos décadas del siglo XIX y concluye a finales del siglo XX. Un nuevo capítulo podría abrirse para la historia de los trenes en Guatemala pronto en este siglo XXI. Para documentarse mejor sobre este tema, a un nivel básico, consultar el sitio de FEGUA o bien el artículo de Historia del Ferrocarril en Guatemala que aparece sin autor aparente en esa página web.

El río Platanos marca la linea divisioria entre los departamentos de Guatemala y El Progreso. A la altura de la fábrica de Cementos Progreso, al iniciar un leve acenso sobre el pavimento veremos a mano derecha un puente de la antigua ruta del ferrocarril de oriente. Podemos detenernos y bajarnos a contemplar dicho puente (foto de arriba) y caminar sobre el mismo. Hay una pequeña aldea esparcida en torno a dicho puente. El río Plátanos se crece bastante en invierno y no pocas veces a causado grandes daños, sin embargo el puente del ferrocarril está ahí de pie, aunque no del todo intacto y los lugareños lo utilizan para pasar el río.

_IGP6339 Pero un paseo que nos puede desviar de nuestra ruta al Río Dulce por un par de horas, pero que bien valen la pena, es visitar el puente de La Barranquilla, cuando estemos llegando a Sanarate. Este puente muy cercano a la época colonial y construido con la tecnología conocida en dicha época es parte de lo que antes fue el camino real que conducía a los pueblos de Nor-oriente. El puente ha resistido hasta la fecha todos los embates del río Platanos que como ya mencionamos se crece bastante en el invierno a tal punto que en ciertas ocasiones las aguas han dejado totalmente sumergido al puente debajo del agua. Para ver más fotos e información de este magnifico sitio ver nuestro blog El Puente de la Barranquilla.
_IGP6787 Y ahora demos un vistazo a otro puente más. Se trata de uno aún más cercano al pueblo de Sanarate que el de la Barranquilla, también este otro sobre el mismo río Platanos. Pero ahora cambiamos de época y nos introducimos a los tan mentados y famosos puentes de Ubico que han resistido años de años las crecidas de los ríos; al punto de poner en entredicho la capacidad de los nuevos ingenieros de puentes, dado que sus modernas obras no han podido sobrevivir ni una pequeña fracción de tiempo de los famosos puentes de Ubico. Este que vemos en la foto, llamado a secas Puente los Platanos, data del año 1935, de acuerdo a la inscripción que cuelga del mismo en su parte superior. Se podría hacer todo un tratado sobre los puentes antiguos de Guatemala, de siglos pasados, que son muchos y distribuidos a lo largo de todo el país. Por lo general todas estas estructuras tienen curiosas leyendas que aportan varios datos respecto a su construcción así como también, a veces, el costo monetario que llevo su realización. Cerca de este puente existe un lugar llamado por los nativos la quebrada de agua tibia o el herbedero por las aguas termales que nacen en ese paraje. Más información la encontramos en una página de don Osmar Josué Gonzalez.
_IGP6136

Dejemos por un momento los puentes y regresemos al ferrocarril en Guatemala, que en sus mejores momentos llego a ser llamado Interoceanico pues para orgullo de los guatemaltecos conectó, pasando por la ciudad de Guatemala, los dos océanos. 

Cuando llegamos al conocido lugar llamado El Rancho, donde se bifurca el camino: una dirección que conduce a Las Verapaces y la otra a Puerto Barrios, podemos hacer una pequeña pausa para visitar la antigua estación del ferrocarril situada en el poblado del Rancho. Ahí veremos y sentiremos el paso del tiempo por los restos mostrados en la vieja estación. Entre otras cosas, recordaremos que debido a la fuerte penetración de las compañías Estadounidenses en los ferrocarriles  y tiempo después a las empresas bananeras, también norteamericanas, fue usual en estos medios que las unidades de medición se determinaran en millas y pies, tal y como lo podemos comprobar en la foto de arriba que conserva aun el antiguo rótulo que dice: 61.4 millas a Guatemala, 136.0 millas a Barrios, elevación del Rancho 900 pies.

_IGP6168 Muy cerca de el Rancho esta el poblado de el Jicaro. Ahí también había estación del ferrocarril pero ya quedan muy pocos vestigios, a punto de desaparecer del todo. Apenas uno que otro rótulo muy borroso y ruinas en estado lamentable de la casa principal que albergó a la estación. Así como la estación del Jicaro también han desaparecido casi en su totalidad otras que hubiera sido muy valioso conservarlas, por ejemplo la de Los Amates, etc.
_IGP6131

Un poco más adelante del Rancho encontramos el poblado de San Agustín Acasaguastlán, que tuvo mucha importancia en épocas pasadas y aún conserva su iglesia colonial con su casa parroquial. Muy poco tiempo nos quitará una breve visita a dicho momumento.

De este poblado se emprende la ruta hacía una de las más impresionantes regiones de la zona nucleo de la sierra de las Minas, donde nos encontraremos con densos bosques tropicales húmedos y podremos visitar la famosa Peña del Angel. Paseo que lo más recomendable es hacerlo fuera de la época de invierno. Por supuesto la Peña del Angel es toda una aventura que ya merece una excursión aparte, dedicándole mínimo uno o dos días. Pero un buen sitio para pasar la noche sería en San Agustín Acasaguastlán o en El Rancho. Ambos lugares disponen algunos hoteles adecuados en los alrededores, accesibles a distinta variedad de bolsillos.

_IGP5321 Vista del interior de la iglesia de San Agustín Acasaguastlán donde se pueden visitar, si se tiene la suerte de que esten abiertas al público, las catacumbas que están justo debajo de la nave de la iglesia que es la que vemos en la foto. Para los amantes del arte barroco colonial los retablos, el altar mayor, algunos santos y otras piezas son dignas de una apreciación muy especial, entre otras cosas, por lo reveladoras que vienen a ser de la vida en los tiempos de la colonia. La iglesia parece ser originaria del siglo XVI y en el parque de diversiones de Xetulul se ha hecho una replica de la misma.
_IGP5274 Cambiando la temática de puentes y estaciones de ferrocarriles vamos a sugerir un interesante sitio maya. Avanzando un poco más del cruce de San Agustín Acasaguastlán, justo para entretenernos una hora y media, se nos ofrece el sito arqueológico de Guaytán. Este lugar merece especial atención en la civilización maya porque muy cerca de ahí precisamente estaban las canteras de donde se abastecía a todo el mundo maya del jade y su variedad de piedras verdes asociadas. El sitio cuenta con panorámicas muy atractivas y un par de pequeñas montañas dignas de escalarlas, lo cual ya nos llevaría un par de horas ida y vuelta. Además, por estar muy cerca de un río, el Hato o Lato, podemos visitar en breve caminata el sitio llamado La Vega, enfrente justo de Guaytán. Para más información al respecto consultar nuestro sitio de las ruinas de Guaytán.
dvd110803451

Y de nuevo buscamos otro puente de Ubico, el puente Mármol; pero ahora el principal atractivo en el lugar vendrá a ser la presencia que nos ofrece el río Motagua y el entorno árido del bosque chaparral espinoso, variedad de bosque muy poco conocido y que podemos ampliar su información si visitamos nuestro blog del bosque Chaparral Espinoso. El río Motagua es un recurso fluvial que nos acompaña durante una gran parte, a partir del Rancho, en el trayecto de la carretera CA-9 hasta su destino final. 

Al llegar a la aldea de la Santa Cruz la mayoría de gente se detiene a comer en cualquiera de los muchos restaurantes que ahí veremos, entre ellos el tradicional pero moderno y muy visitado Hotel Longarone, Km 126.5 en medio del valle de La Fragua. Sin embargo, a parte de aprovechar para un tentempié, hay dos sitios muy cercanos que poco tiempo nos pueden llevar visitar. Uno de ellos es el famoso balneario de Pasabien, que hoy ha perdido mucho de sus viejas glorias. Y si tomamos en dirección apuesta, camino a Huité, pues encontraremos pronto el mencionado puente Mármol, foto de arriba, que pasa sobre el río Motagua.

También en la misma aldea de Santa Cruz podemos optar a buscar el camino que nos conduce a las Cascadas de Santa Rosalía Marmol, ya en la Sierra de las Minas; y luego de ahí enfilar a la parte más alta dicha sierra: el cerro Raxón (3,015 msnm). Pero estas son expediciones que requieren mucho más tiempo. También muy cerca de aquí esta el camino para dirigirnos a la finca San José El Olvido, lugar que vale la pena visitar y que brinda un hospedaje muy pintoresco y agradables caminatas en los bosque húmedos de la Sierra de Las Minas. Y también, siempre con más tiempo, desde este sitio se puede emprender camino a visitar las marmolerías, cuyas canteras están en las cumbres de las Sierra de Las Minas.

dvd100102805

Si continuamos avanzando pronto alcanzaremos la bifurcación de la CA-9 que por un lado conduce a Zacapa y Chiquimula, mientras que por el otro nos lleva a Puerto Barrios. Si nos detenemos justo en esta bifurcación podemos encontrar gran variedad de puestos de ventas de hamacas de vistosos colores y calidades de manufactura. Vale la pena bajar a ver estos productos que pocas veces les prestamos atención y que nos robaran unos pocos minutos. Aparte de que es el lugar idóneo para agenciarse de una hamaca en caso nos decidiéramos a disfrutar de esta interesante variante de cama tropical, muy típica del paisaje de Guatemala, resulta muy agradable convivir un rato con los vendedores, no pocos de ellos mujeres o puros niños.

También, en dirección a Zacapa, luego de pocos kilómetros podemos hacer una pequeña pausa en Estanzuela, donde encontraremos un modesto Museo de Paleontología, curiosidad inusual de ver en Guatemala. En dicho museo tenemos varios restos fósiles de especies de animales extintos, encontrados en lugares próximos a esta región. Para más información ver el siguiente artículo de Prensa Libre. Y si queremos saber mas de ferrocarriles, pues continuamos al mismo Zacapa para ver ahí la vieja estación convertida en museo del ferrocarril. Ver más información en el Museo del Ferrocarril de Zacapa

dvd100102786 Y ya después del cruce a Zacapa entramos a Río Hondo y justo en un visible restaurante de carne asada, anunciado con un gran rótulo que dice El Mesón de la Sierra, Km. 143 en la aldea Las Posas, tenemos una carretera no muy visible que nos conduce directamente hacia el poblado de Jones. El camino es de concreto, un tanto angosto, pero en cuestión de pocos minutos nos muestra el magnífico paisaje de la foto de arriba. La vista se complace viendo esta montaña que partida por una cascada deposita sus aguas en el poblado de Jones oculto entre los árboles. Estas cataratas las forman las confluencias del río Colorado y Las Cañas que dan origen al río Jones que a su vez resulta afluente del río Motagua. Las cascadas están en las faldas de la Sierra de las Minas. Es un bonito lugar para conocer, y si nos acercamos a las mismas caídas de agua, pues eso nos llevará mucho más tiempo que una primera  y rápida inspección.
cd0600201560

Y más adelante al llegar a Los Amates, ya en el kilómetro 200, está el magnifico sitio maya de Quiriguá, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad sobre todo por sus monumentales estelas y altares zoomorfos. Este lugar es muy poco visitado por la mayoría de viajeros que van con destino al río Dulce y sin embargo, a parte de las ruinas, es un exquisito lugar para descansar. Entre otras cosas vemos un frondoso bosque que rodea al parque, lo cual es un mini oasis que revela lo que otrora fue aquí la exuberante vegetación antes de que las bananeras arrasaran con toda esa selva tropical. Consultar nuestro blog sobre Quiriguá para obtener más información.

Regresar a página principal

Síguenos en Facebook para estar actualizado

 

 


Comentarios

Juan(no registrado)
megustan todas las fotos soy RanCheño de corazon y me gusto muchisimo la foto de la estacion del ferrocarril. por este medio queriamos saber si puedo usar esta foto de la estacion me inmagino que tu deves de ser el dueño de esta foto y pues estoy haciendo un diseño para poder hacer nuestro escucho Raancheño aqui te dejo mi email y cualquier cosa me puedes contactar alli mi nombre es Juan Archila
fernando colomo(no registrado)
esta muy hermoso ese lugar la verdad esque guate es un pais yeno de bonitos lugares
No hay comentarios publicados.
Cargando...