La Flora oriental

Bosque Chaparral Espinoso

Fotos y textos por: José Mata

Para estar mejor informado: síguenos en Facebook

Regresar a Página Principal

El Bosque Chaparral Espinoso es propio del clima seco y cálido, se caracteriza por vegetación arbustiva, con árboles pequeños y plantas provistas de espinas. La imagen que vemos arriba muestra (cercano al sitio maya de Guaytán) en el primer plano un bosque Chaparral Espinoso y luego en el fondo vemos irrumpir con otra coloración un bosque Ripario, originado por la irrigación constante del río Lato. Note como se distinguen claramente las dos coloraciones de ambos bosque y al mismo tiempo de apreciar arbustos enanos pasamos de pronto a reconocer árboles grandes. La corta temporada de lluvias de este ecosistema se da de junio a septiembre.

El Cacto es uno de los elementos más distintivo del bosque Chaparral Espinoso. Hay diversidad de Cactos, entre los más comunes tenemos los que se agrupan en forma de Pencas, como los que producen las Tunas que resultan ser comestibles, otros se presentan en forma de candeleros que alcanzan alturas considerables y sobresalen por encima del resto de la vegetación arbustiva. Los nombres nativos para los cactos varian de lugar en lugar, por ejemplo, hay una variedad que le llaman cola de gato y que es rastrero; este se da a flor de tierra.
Estos otros cactos tienen la característica muy llamativa de cubrir su cúspide con una pelusa muy parecida al algodón, también resalta en ellos su coloración que tiende a tomar tonos azul verdosos. Entre la fauna del bioma Chaparral se distinguen, entre otros, al Niño Dormido (Heloderma Horridum), el Zorrillo (Mephitis macroura), la serpiente Cascabel (Crotalus durissus) y aves como el Gavilan o la Chorcha (Icterus Wagleri). 

Pero mostremos ya un poco de otros árboles que se dan en el Chaparral que no sean Cactos. Empecemos con el Manzanote, foto de arriba. Otro muy propio de este bioma (ver abajo) es el conocido árbol de Morro, que tiene muchos atributos medicinales y del cual se extraen los conocidos dulces morritos. El Morro fue un árbol muy distinguido en la civilización Maya. En el Popol Vuh aparece mencionando en el famoso pasaje de la fecundación de la princesa Ixquic.

Entre los árboles más vistosos de este bioma, de madera muy dura y codiciada, tenemos al distinguido Guayacán. Este árbol ha sido muy apreciado desde la antigua civilización maya y también, para muchos es conocida, la famosa novela que se titula justamente Guayacán, del maestro guatemalteco Virgilio Rodríguez Macal. Como podemos comprobar en la foto de arriba la flor del Guayacán es de un azul intenso; la floración del árbol se da tanto en la época seca como avanzada ya la estación lluviosa.

Por lo general las alturas donde se da el bosque Chaparral Espinoso son bajas, muy raro que sobrepasen los 1000 metros y de acuerdo a su altitud se les tipifica como Bosque Mediano Seco, Sabana de Jicara, Arbustal Seco, Cactal, Zarzal hasta llegar al nivel de los ríos con el Bosque Ripario.
La estación de lluvia, para este bioma se presenta en los meses de junio a septiembre, con un aporte promedio de precipitación en torno a los 500 mm. En este paisaje es muy común contemplar magníficos atardeceres, que en las cumbres aparte de aportar su atractiva paleta de colores refresca el ambiente bajando las temperaturas que en el día alcanzan fácil los 35 grados para descender hasta los 20 grados más o menos.
Tenemos que insistir en algo que pasa desapercibido con mucha facilidad. La flora del oriente de Guatemala no sólo es el bioma correspondiente al bosque Chaparral Espinoso. Toda la Sierra de Las Minas, que cuenta con los mejores bosques tropicales húmedos del país, es parte del oriente del país, ya que dicha sierra se extiende por los departamentos de El Progreso, Zacapa, Izabal entre otros.

Así pues una característica sobresaliente del oriente guatemalteco es la rápidez conque podemos cambiar entre los distintos biomas. Recorriendo el valle del Motagua, entre el Progreso y Zacapa, en poco tiempo, cuestión de dos a tres horas, podemos pasar del bosque Chaparral Espinoso y ascender por la sierra de las Minas hasta un bosque tropical húmedo en altitudes superiores a los 2,000 metros sobre el nivel del mar. La foto nos permite apreciar un Bosque Chaparral Espinoso, el bosque Ripario, la atalaya de los mayas del sitio de Guaytán llamada Magdalena, a la derecha un filete del valle del Motagua con su río, para terminar al fondo con las estribaciones bajas de la sierra montañosa.  

Regresar a Página Principal

Para estar mejor informado síguenos en Facebook

 


Comentarios

1.Noemí Ordóñez(no registrado)
Qué bueno encontrar información sobre este bioma tan importante de Guatemala. Me ha aclarado varias interrogantes y me gustaría que pudiese hacerse un estudio todavía más completo de él. Que pudiera delimitarse más concretamente el área geográfica y se conociese más acerca de su flora y fauna. Muchas gracias.
No hay comentarios publicados.
Cargando...